Proyecto educativo

ASOCIACIONES JUVENILES

Las Asociaciones Juveniles son iniciativas promovidas y dirigidas
por padres interesados por la formación de sus hijos en el tiempo libre.
Es un proyecto educativo complementario a la familia y al colegio,
que a través de las actividades pretende facilitar el desarrollo de habilidades
y competencias necesarias, para adquirir una personalidad madura y proactiva
ante la sociedad.

En cada asociación

Puede participar toda la familia: padres, madres, hijas, hermanos.
Cada uno tiene algo específico que aportar al proyecto educativo del club.
Para facilitar la asistencia de todas aquellas personas que quieran participar
en el proyecto educativo de la Asociación, junto con la cuota de inscripción,
se cubre la financiación de la asociación con subvenciones de organismos
públicos y privados y donativos particulares. Se ha desarrollado un plan
de protección al menor y unas normas de convivencia que se inspiran en la
Convención de Derechos del Niño, de Naciones Unidas, de 20 de noviembre de
1989 (ratificada por España el 30 de noviembre 1990), en la Ley Orgánica 1/1996,
de 15 de enero y en la Ley autonómica 3/2011 de 30 junio.

1. PROYECTO EDUCATIVO

El proyecto educativo está acompañado por el mentoring personalizado donde cada asociada cuenta con la ayuda de una monitora, que en colaboración con los padres, elabora el proyecto personal de mejora de cada socia. Es pieza clave de la Asociación.
Los padres a través de las entrevistas trimestrales con las monitoras podrán ofrecer a sus hijas un apoyo adecuado en el proyecto personal que están tratando de llevar a cabo.

FAMILIA
Implicar y colaborar con las familias en la formación de sus hijas.
DESARROLLO PERSONAL
Fomentar aptitudes que faciliten la madurez y desarrollo personal.
ESTUDIO
Adquisición de hábitos de estudio y trabajo: facilitar un buen rendimiento
académico potenciando sus habilidades intelectuales y su autonomía en la
gestión del tiempo a través del estudio diario.
SOCIAL CHANGEMAKERS
Social changemakers: actitud proactiva ante los problemas sociales,
sensibilización y responsabilidad social.

2. Quién es quién

Es el principal órgano de gobierno del club. Se encargan de las principales directrices de las
actividades que se desarrollan en el club, impulsándolas y siguiendo que se ajustan al proyecto
educativo y los intereses de los padres de las asociadas.

Está formado por:

  • Presidente
  • Secretario o tesorero
  • Vocal de familias
  • Vocal de estudio
  • Vocal de promoción/comunicación
  • Vocal de actividades

Responde a la marcha diaria de las actividades del club.

  • Directora técnica o coordinadora de gestión
  • Subdirectora de familias
  • Gerente

Las socias se organizan en grupos distintos según las edades. La encargada de nivel se encarga de coordinar las actividades, las tareas de las mentoras, fomentar la convivencia entre las socias etc.

Asume la orientación personal de un grupo de asociadas y colabora estrechamente con las
familias en su tarea formativa. Las niñas encuentran en ella una amiga con experiencia que les
estimula, anima, aconseja dentro de una relación de confianza.

Son las auténticas protagonistas de la vida del Club. Participan de las actividades que se organizan, se lo pasan en grande y se forman como personas. Pueden beneficiarse de las actividades de la asociación desde los 9 años. Para ello es necesario contar con el permiso de sus padres y abonar una cuota mensual.

3. ASOCIACIONES Y EL OPUS DEI

Las asociaciones está inspirado por principios cristianos. Se confía la responsabilidad de la actividad formativa a la Prelatura del Opus Dei, institución de la Iglesia católica que fundó San Josemaría Escrivá de Balaguer. ​ La finalidad del Opus Dei es la formación cristiana de personas de todas las edades y condición, con insistencia en el valor trascendental del trabajo bien realizado y de todos los ámbitos de la vida corriente.

Tiene además una larga experiencia en labor formativa con la juventud. Su influencia en el club se manifiesta en multitud de detalles grandes y pequeños: la seriedad y exigencia en el estudio personal, el afán de convivir en libertad, el aprendizaje de la solidaridad y el servicio a los otros, el orden, el optimismo, etc. que impregnan todas las actividades; pero no se implica en los aspectos organizativos o de gestión.